Pena de cárcel de obligado cumplimiento por fingir su divorcio y trazar una serie de maniobras para evitar pagar una deuda de 126.000 euros. Un juzgado de lo Penal de Palma ha impuesto sendas condenas de dos años y medio a un empresario y a su expareja por un delito de insolvencia punible.

from Pocket
via ¿Te gusta este articulo? haz clic para ir a la web del autor